Energía solar

Fenómenos solares

La mancha solar

La mancha solar tiene una vida media de dos semanas, pero puede llegar a durar los dos meses. En primer lugar, aparece una fácula, luego, la fotosfera comienza a oscurecerse. En el transcurso de 24 horas, la fácula se ha convertido en una pequeña mancha, mientras, a poca distancia se ha ido reproduciendo el mismo fenómeno y ya tenemos dos manchas, suelen aparecer de dos en dos. En pocos días las dos manchas presentarán sus rasgos más característicos, una zona llamada sombra y que se encuentra en el centro, y otra zona denominada penumbra y que es periférica. Las dos zonas presentan diferentes temperaturas y brillos. En el transcurso de varios días aparecerán nuevas manchas más pequeñas acompañando a las dos principales. Después, desaparecerán a causa de la rotación solar, normalmente sucede cuando el sol rota sobre su eje imaginario dos veces. Las manchas solares se producen a consecuencia de los flujos magnéticos existentes en la fotosfera. Sigue siendo un tema de estudio, pero los científicos tienen como certeza que la causa es ésta, lo que se desconoce son los detalles.
Las manchas solares surgen en ciclos de 11 años e influye en el brillo solar. Se tiene mayor brillo cuando las manchas están en su apogeo que cuando se encuentran en su aparición o extinción. Aun así, no se consideran relevantes, pues solo representan un 1% del brillo y es neutralizado por la atmósfera terrestre y los océanos.


mancha solar
Movimientos de las manchas solares

El viento solar

Se conoce que existe el viento solar gracias a la observación de los cometas. Los cometas al acercarse a nuestro sistema planetario tienen su famosa cola detrás, como si algo la empujase, el viento solar. Está cola va cambiando de posición a medida que se va alejando el cometa. Es decir, la cola apunta siempre en dirección contraria al sol.
El viento solar es plasma, por lo tanto, expande el campo magnético solar. Su formación aproximada es de 75% de hidrógeno y 25% de helio, muy similar a la composición de la corona solar. Esto da lugar a la teoría de Parker de que el viento solar es la consecuencia de la expulsión a gran velocidad de las capas solares más externas, las que van después de la corona solar. La zona que se puede detectar con viento solar se llama heliósfera, a la zona donde el viento solar deja de existir se le denomina heliopausa. La heliopausa, de momento es desconocida, no se sabe con certeza donde aparece, pero se supone que es más allá de la órbita de plutón.
El viento solar es muy importante porque configura la magnetósfera terrestre.

Tormenta solar

La tormenta solar es una onda que contiene radiación y viento solar. Surge en el periodo llamado de actividad máxima solar. Esta onda es capaz de dañar los circuitos eléctricos y los sistemas de telecomunicación. Por ejemplo, sería capaz de dejar sin electricidad a las grandes ciudades, de hecho ya a sucedido, en Canadá. Los periodos que son propicios para la aparición de las tormentas solares, coinciden con los periodos de las manchas solares, es decir, cada 11 años.